La apicultura es la actividad realizada por los apicultores para la cría de abejas. Estos prestan los cuidados necesarios con el objetivo de obtener los productos que son capaces de elaborar y recolectar. El principal producto que se obtiene de esta actividad es la miel. También se obtiene el polen, la cera, la jalea real, propóleos, veneno y algunos subproductos derivados de estos.

 

La historia de la apicultura se remonta a la era de piedra, fundamental para la evolución del ser humano. En el Mesolítico, 10.000 – 5.000 a.C., el ser humano comienza la recolección de miel de colmenas silvestres. Fue en el Neolítico cuando aprendió a controlar las abejas y enjambres.

 

Pero la apicultura fue evolucionando, y sus numerosos productos no solo servían para la alimentación. Existen datos históricos que señalan la existencia de prácticas apícolas en el periodo pre-dinástico de Egipto, trasladando sus colmenas en embarcaciones a lo largo del río Nilo. Hay papiros que datan del año 2400 a. C. donde podemos observar la práctica. Los egipcios trasladaron el cuerpo de Alejandro Magno desde Babilonia hasta Alejandría sumergidos en miel para evitar su descomposición. Los romanos, también practicaron la apicultura que heredaron las prácticas griegas.

 

Durante todos estos siglos, la miel era el único alimento que se utilizaba para endulzar los alimentos. Con el Descubrimiento de América y la caña de azúcar, disminuyó la importancia de la apicultura, pero nunca se interrumpió. La apicultura moderna innova en la creación y el desarrollo de la actividad. Inventan panales y cuadros móviles que evitan la destrucción de los mismos al realizar la cosecha de la miel.

 

En la actualidad, la apicultura ha pasado a una actividad honorable. No solo garantizamos la vida de la colmena, también a la actividad de polinización. En miel Amelezza estamos orgullosos de pertenecer a una familia que durante generaciones haya practicado la apicultura. Cultivamos nuestros productos en la Sierra de San Pedro, un sitio idóneo alejado de grandes cultivos para ofrecer la mejor calidad del producto.